Entrenamiento: Electrofitness

Me encanta entrenar. Si me remonto desde mi época universitaria  a la fecha pasé por muchos cambios en cuanto a mi cuerpo, en esa época, ya 15 años atrás cuando empezaba a estudiar me anote en el gimnasio, y comencé a descubrir que me gustaba muchísimo, hacia clase tras clase y reconozco que tal vez en exceso pero las hacía no por adelgazar sino porque me encantaban.

Aún hoy sigo yendo a ese gimnasio, y también un poco en el club y algunas otras actividades extras.

Hoy quiero contarles sobre esta disciplina que conocí hace poco, Electrofitness.

Debo confesar que me tome mi tiempo para arrancar porque me daba miedo, si, me daba miedo que me diera la corriente, wtf???? Y bueno, electro, electricidad, dos más dos. No. No da corriente chicas, esto funciona como los electrodos de los centros de estética, cuando llegas te dan la calza y remera de algodón aunque podes llevar tu propia ropa, y arriba de eso te ponen el traje de neopreno que tiene los electrodos, este se moja y activa el funcionamiento.

 

Cada persona tiene su nivel de resistencia a la intensidad de descarga del electrodo, y hay muchos programas con sus respectivas velocidades pero se comienza por la más bajita obviamente y los profes van comprobando que todo este ok, es un profe cada dos personas y las clases duran 25 min incluyendo la relajación y el calentamiento previo.

Como les decía me costó decidirme a ir, fue mi amiga Cele quien insistió en ir y me gusto, me gusto mucho. Luego de la clase de prueba en este centro nuevo decidimos comenzar, tuvimos dos profes en los tres meses (Jonathan y Marina) mi diosssss chicos! Esos si que compiten a ver quien es más intenso, es algo así como los peores 20 minutos de tu vida jaja pero bueno después lo terminas amando.

Vamos a lo importante, y basado en mi experiencia. Funciona? Si que funciona, créanme que después de una clase de esas no van a querer mover un dedo, pero para mi es un complemento, si por ahí hay kilitos de más hay que sumar otra actividad y obvio cuidarse con la alimentación, ahí mismo hay nutricionista y te controlan todo el tiempo pero va de nuevo, es muy importante controlarse. Yo la súper recomiendo, por ejemplo en mi caso logre tonificar los brazos, cosas que todas sabemos lo que cuesta, no que lo sabemos???  Bueno, amé mis brazos.

Concretamente, las invito a probar la clase, es muy simple porque además tienen la clase de prueba, van una vez si les copa siguen y además si van con una amiga tienen dos por uno, que más?

Antes de que me lo pregunten, nosotras fuimos a Aesthetic Fitness Mendoza, la dirección es Olascoaga 1515, Ciudad de Mendoza.

2020-01-02T16:51:57+00:00